11 enero 2007

"Cómo ahorrar con las telecomunicaciones". Consejo 1: Contratar líneas de telefonía móvil e instalarlas en su centralita.

Comenzamos con este primer artículo una serie de sencillos consejos para ahorrar costes importantes en el área de las telecomunicaciones de la empresa, pertenecientes al ebook que publicaremos muy ronto que se llama:

"COMO AHORRAR CON LAS TELECOMUNICACIONES. 20 Consejos para empresas de todo tipo". En este primer artículo empecezaremos con la telefonía móvil.


** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** ** **

El personal de la empresa, sobretodo el departamento comercial, hace muchas llamadas a teléfonos móviles diariamente y los comerciales no pueden estar pensando en el coste de cada llamada y que cuando estén haciéndola a un teléfono móvil deben tratar de cortar cuanto antes. La llamada debe durar lo que sea necesario para realizar la venta, relacionarse con el cliente y gestionar lo que necesite, sin tener que estar pensando en el coste de la misma.

Por ello es conveniente negociar con una compañía de telefonía móvil. Lo mejor en mi opinión es hablar con todas (Movistar, Vodafone, Orange, Yoigo, Happy Movil, Carrefour Movil…), sobretodo ahora que estamos en el momento de aparición de muchos nuevos interlocutores con las nuevas licencias de operador virtual, aunque por el momento los nuevos interlocutores en esta materia parece que se han centrado en el mercado residencial, es decir, en los consumidores particulares y han dejado el mercado de empresas para más adelante, pero estoy seguro de que alguno dará alguna sorpresa antes de lo que pensamos.

Así, dependiendo del volumen de personas que haya en la empresa, deberemos instalar 1, 2 o más líneas móviles en la centralita y posteriormente programarla para que las llamadas salientes hacia teléfonos móviles siempre lo hagan a través de esas líneas. La experiencia es que con tan solo 1 ó 2 será suficiente en una empresa pequeña, ya que no se producen todas las llamadas al mismo tiempo a teléfonos móviles.

El único conflicto posible es que tengamos por ejemplo 2 líneas móviles sobre nuestra centralita y coincidan 3 personas al mismo tiempo tratando de hacer llamadas a móviles, pero la solución es sencilla, porque la última tendrá que esperar a que uno de los dos cuelgue o hacer esa llamada a través de las líneas convencionales, todo depende de cómo programemos la centralita, depende de nuestra decisión únicamente.

En este punto las pequeñas empresas siempre me dicen que contratar esas líneas es un coste que pueden evitarse y como ellos hacen pocas llamadas no les merece la pena. Y mi contestación siempre es la misma: haz cuentas y comprobarás en la mayoría de los casos que estoy en lo cierto.

Si hacemos una media de 10 llamadas diarias con una media de 5 minutos por llamada durante los 22 días laborales de un mes, estamos haciendo 1100 minutos mensuales. Si nuestras llamadas a móviles por la línea tradicional fija nos cuestan a 0,21 €/minuto, y por la de móvil nos cuestan a 0,15 €/minuto (estos precios pueden variar dependiendo de las compañías con las que contratemos, pero en el momento de escribir este artículo son datos reales obtenidos de una empresa telefónica que opera en el mercado actualmente), estaremos teniendo un ahorro de 0,06 €/minuto, si eso lo multiplicamos por 1100 minutos mensuales nos salen 66 €/mes, o sea 792 €/ año.

El coste de contratar esas líneas de telefonía móvil va a cambiar dependiendo de la compañía y de la época, pues van variando periódicamente sus estrategias de captación de clientes, pero si tengo que poner un caso que conozco, la contratación de esas dos líneas móviles puede venir a costar en torno a 200 € y la instalación en torno a 80 €.

Si restamos 280 de inversión a los 792 de ahorro, tenemos 512 € de beneficio neto ese primer año, el resto de años es beneficio completo porque no requiere mantenimiento. ¿Se puede permitir la pequeña empresa tirar cada año 512 €? Y hemos hecho el cálculo con una media bastante moderada, pues en nuestro caso son más de 30 llamadas diarias a móviles y con una media bastante mayor de 5 minutos por llamada, hagan las cuentas.

La experiencia es que a lo largo del tiempo supone un ahorro de dinero para tomar en cuenta. Las operadoras nos tratarán de comprometer a un periodo de tiempo a cambio de esos precios, y precisamente ése es el juego, pues podremos ceder la cláusula de estar vinculados los 12 o 18 meses que nos exigen, pero siempre que tengamos algunas ventajas a cambio, que en este caso puede ser el precio y las cuotas o incluso las propias líneas nos pueden salir gratis y lo que está claro es que una vez que ya estemos funcionando con este sistema, es más sencillo negociar con otras para cuando acabe ese periodo de tiempo y mejorar los precios, y que nadie se preocupe que si portamos esas líneas, el nuevo operador ya se encargará de que funcionen con su compañía.

Además no debemos olvidarnos que en otro consejo de este libro hablaremos de los teléfonos móviles del departamento comercial que será un peso para poder negociar todo en conjunto, incluidos los terminales, pero eso será tema de otro capítulo.

Ya sabes, seguiremos tratando de que esos costes sean los mínimos necesarios o que al menos nos ayuden a aminorar otro tipo de costes de la empresa, mientras tanto os digo como siempre, seguid SOÑANDO EN GRANDE, no os conforméis con menos que es la mayor fuente de energía para lograr el éxito.

Hasta pronto.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal